Ensayo Personal Sobre las Bolsas Térmicas

A mi es a quien le toca estar en el Chat de la empresa por lo menos unas 5 horas al día.

Se aprende mucho sobre los clientes y productos.

Ahora en este artículo solo quiero hablarles de las bolsas térmicas.

Estos contenedores cada vez con más y mayor demanda, irónicamente son los de un alto grado de dificultad en el proceso de negociación con el cliente.

La verdad esto sucede porque las necesidades de todos quienes “fabrican” y envían comida a domicilio son muy diversas y exigen sus bolsas térmicas personalizadas.

Los más sencillos son los que preparan pizza porque ya tenemos producto en existencia.

Las comunes y por lo menos la mitad de los clientes requieren bolsas para cajas de 18” .

Pero la otra mitad de las bolsas pizza se dividen en diversos tamaños.

Van desde los que solicitan cotización para cajas de 30 x 30 centímetros hasta los clientes como Zoopizza (con 13 sucursales) a quienes les fabricamos una súper bolsa térmica de 60 Cts. equivalente a 24 Pulgadas.

Con Zoopizza es demasiado sencillo. Piden mucho y fluye con facilidad en su elaboración.

Pero cuando un cliente maneja cajas de 45 x 45 y quiere solo 2 piezas es donde la cosa empieza a complicarse.

Muchas veces no entienden “el porque” no tiene viabilidad fabricar solo 2 unidades.

Yo estoy en ventas y todos los días riño con los de producción porque tampoco entiendo mucho sobre esto.

Pero los clientes a veces demandan una explicación y casi nunca les encantan mis respuestas.

No hay moldes de todo y para todos.

Cuando cortas una bolsa térmica para su confección; pues agarras los moldes, haces el tendido de las lonas y cortas 200 de una sola pasada… y listo.

Para la fabrica cortar 200 es el mismo trabajo que cortar 6

Ya no digamos cortar 2 y además de las monerías y accesorios. Es por eso que cuando les damos el precio se van para atrás; es donde vienen los enojos.

O peor aún… si les decimos que no se pueden hacer quieren atravesar el chat con su puño y darme en las narices.

Por eso marco mis distancias y además tengo silla con ruedas por aquello de las dudas.

Y luego los tiempos de entrega es la otra bronca.

Afortunadamente son pocos, pero tenemos clientes que piensan que presionando un simple botón color verde, salen las bolsas térmicas de una maquina gigante hecha en Alemania, del tipo de las que nadie ve que sucede en sus misteriosas entrañas… y las entrega terminadas con empaque y todo por una banda caminadora color gris oscuro.

Por fortuna, todavía se requieren las manos de las personas para convertir estos pedazos de lonas en un contenedor para llevar alimentos.

Fabricación de las bolsas

Voy a presumir que algunas de las maquinas de nuestras costureras si están hechas en Alemania… como la marca Pfaff

Costuras muy bien reforzadas con hilo resistente o al menos eso me dicen en producción.

Yo no les creo todo lo que me dicen en producción porque a ellos lo único que les importa es vender para seguir haciendo bolsas una y otra vez.

Pero lo cierto, es que solo una vez advertí cuando un italiano regreso una bolsa para pizza porque salió mal de una costura en el bies… luego se la arreglaron.

Si veo bolsas ya raspadas que tienen arriba de 4 años de uso y siguen llevando pizzas a todos lados.

Con mis clientes hasta hoy no tengo reclamaciones por la calidad.

Al contrario, cuando les llega el producto me felicitan como si yo fuera costurero.

Un día hasta unas deliciosas enchiladas potosinas me mandaron de San Luis.

Mis disputas con los clientes son de otra índole.

El punto es que para la elaboración de una bolsa térmica intervienen algunos factores a tomar en cuenta:

  • Cantidad
  • Medidas
  • Colores
  • Tiempo

Hay otros… pero estos son los principales inconvenientes en la negociación.

La cantidad no siempre es la optima para su fabricación porque las medidas no son las que tenemos y las piden en colores que no existen además exigen como tiempo de entrega para el día siguiente.

Entre producción y el cliente… yo Antonio, o Toño para el 95% de clientes satisfechos, soy el jamón del sándwich y pues ya ni modo.

Hasta la próxima…

0
Shares