9 reglas básicas para incrementar tu seguridad personal y de negocios.

Vivimos un ambiente de inseguridad a diario pero contamos con mecanismos para incrementar nuestra seguridad personal y también de nuestro negocio.

Si buscamos estadísticas sobre robos, fraudes, extorciones y otras variables del delito quizás ya no sea algo para sorprendernos… unos mas otros menos pero todos los países del mundo pasan por estos desafortunados eventos.

El 80% de los seres humanos esperamos ser victimados para actuar en consecuencia y tomar cartas en el asunto.

Hay soluciones preventivas para cada uno de los casos pero antes debes analizar bien en donde eres vulnerable.

Puedes estar a punto de recibir un robo en tu negocio ya sea por alguno de tus empleados o hasta en un asalto, o lo más sorprendente: puedes ver con estupor como alguien de tu familia (política) comete un acto delictivo para perjudicarte… me consta.

En la delincuencia familiar es muy difícil encontrar productos preventivos aunque aseguro un éxito rotundo a quien los desarrolle y venda.

Para cualquiera de los OTROS casos no es tan complicado encontrarlos.

Localizar riesgos usando 9 variantes:

1.     Donde vivimos

2.     A quien frecuentamos

3.     Compañeros de trabajo

4.     Que rutinas seguimos

5.     Como nos vestimos

6.     Donde nos divertimos

7.     Cuanto ganas

8.     Como manejas toda tu información

9.     Que marca de auto conduces

Muchos otros factores también influyen pero en menor grado sin embargo no debemos subestimarlos.

Claro esta, que estos 9 puntos aplican para todos los miembros de tu familia y tienes que analizar los mismos con tus hijos o pareja… ellos también se mueven para todos lados.

Lo verdaderamente importante es desmenuzar con honestidad cada parte y ver donde nos encontramos para examinar como si fuéramos un delincuente.

Si yo fuera un malandrín…. ¿donde podría salir beneficiado observando el comportamiento de una persona en cada uno de estos 8 aspectos?

En esta empresa vendemos dispositivos de seguridad preventivos y siempre nuestros clientes llegan para decirnos: “me están robando aquí” “me falta mercancía allá”.

Por fortuna solucionamos problemas donde los afectados todavía pueden hablar tranquilamente y no existe un trauma de por medio.

Casi siempre los sellos de seguridad bien aplicados terminan con el robo hormiga.

Pero no te esperes… analiza tu situación en estas 9 formas, costumbres o rutinas y busca en internet; o bien observa a los que ya les ha pasado para ver de que manera te proteges junto a tu familia.

Una vez que determines tus flaquezas toma cartas en el asunto inmediatamente.

Te aseguro que muchas veces la estrategia preventiva para ayudar en tu seguridad personal y los negocios puede ser mucho más fácil y económica de lo que te imaginas.

0
Shares